EnciendeUnaVela.org

LECTIO DIVINA – V DOMINGO DE PASCUA

ESCUCHA LA LECTIO DIVINA DEL DOMINGO: 

LECTURA ORANTE DE LA BIBLIA. Juan  15, 1-8

Clave de lectura: “Permanecer en mí”. 

Pintura: La Última Cena. Juan de Juanes.

Copyright © Museo Nacional del Prado

Lectura del Santo Evangelio según san Juan

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
1 ««Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. 2 A todo sarmiento que no da fruto en mí lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto. 3 Ustedes ya estan limpios por la palabra que les he hablado; 4 permanezcan en mí, y yo en ustedes. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, tampoco ustedes, si no permanecen en mí. 5 Yo soy la vid, ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no pueden hacer nada. 6 Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden. 7 Si permanecen en mí, y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que desean, y se realizará. 8 Con esto recibe gloria mi Padre, con que den fruto abundante; así serán discípulos míos.

Palabra del Señor. 

Gloria a Ti, Señor Jesús

Cultivemos la semilla de la Palabra en la vida

Releamos el texto y preguntémonos
1. ¿Cómo «toma cuerpo» en nosotros el misterio pascual, es decir, cómo nos vivifica el Padre del Resucitado?
2. Y puesto que la vida pascual es un proceso dinámico, tan fuerte como frágil, ¿qué debemos hacer para que la vida de Jesús en nosotros se despliegue realmente?
3. ¿Qué frutos se esperan de quienes vivimos la experiencia pascual?
4. ¿Sobre qué bases se construyen la vida de oración, la vida comunitaria y el apostolado?
5. ¿Qué rostro de Dios se revela en el misterio pascual?

Releamos con la «luz» de la Palabra las profundidades de nuestra propia vida:
1. ¿Mi vida es un sarmiento seco o viviente?
2. ¿Qué potencialidades descubro en mi vida que aún no se han desarrollado?
3. ¿Cómo me ha purificado el Señor en los últimos tiempos? ¿Cómo ha tenido lugar la Cruz Pascual en mi vida? ¿Me he resistido o me he abierto?
4. ¿Qué medios me ayudan a sostener mi «unión» viva con Jesús (Lectio Divina, Sacramentos, compromisos apostólicos, oración, etc.)?
5. ¿Qué decisiones (como «arrancar definitivamente» o «podar») descubro que debo tomar a partir de la «Lectio» de este Evangelio?

Fidel Oñoro, cjm 

Centro Bíblico CELAM

 

¿Te gustaría unirte a nosotros en ACN para meditar durante la semana la Palabra del Domingo? Comenta con tus palabras este Evangelio. ¡Te leemos!  

SI DESEAS TAMBIÉN PUEDES ENCENDER UNA VELA CON LAS INSPIRACIONES QUE TE HA DEJADO EN EL CORAZÓN LA LECTURA ORANTE DE LA BIBLIA. 

Elige una capilla o una vigilia para encender tu propia vela. íudenPER 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *